DaRk hYpNoSiS*

“Let’s surf on the horizon To the moon were the world will look much clearer to me…”

| hAbLeMos De CinE: Funny Games U.S.| octubre 29, 2008

Hola ! Desde este indeciso estado temporal, les saludo a ustedes, pequeños observadores fugaces. Aquí estamos de nuevo, para derramar algunas letras saltarinas sobre este, nuestro pequeño blog espacial. ¿Empezamos?

Érase aquí: Érase una vez, en un mundo de celuloide y paredes blancas, una familia diferente a las demás -papá, mamá, hijo, perro grande y escandaloso-, una familia que se amaba, que sólo quería descansar en su simpática casa de verano, jugando trivias de movimientos de ópera y sintiendo el aire provocado por el aleteo de un ápatico palo de golf. Esta historia suena bien. Oh, y miren, llega un amable vecino a pedir unos huevos -por favor, si no es mucha molestia-. Oh, y vean, llega su pulcro y rubio amigo -Hola, soy Paul, por favor, sólo son cuatro huevos, no creemos que sea mucha molestia-. Ellos sólo quieren buenos modales. Ellos sólo quieren los cuatro huevos para poder irse de ahí, gracias de por medio. Bueno, en realidad, también quieren jugar.

Éste es el inicio para la fascinante película Funny Games U.S. de Michael Haneke, un retrato del alcance de la violencia,así como de los juicios internos y externos que implican su justificación (y en última instancia, su disfrute). Cuando vi el cartel de la peli, aparte de mi atracción por los tonos blancos en las imágenes y la limpieza de su composición, me atraparon dos factores: la participación de Tim Roth (junto con Oldman y Malkovich, de mis favoritos, con interpretaciones formidables en pelis como Vatel, Reservoir Dogs y Rob Roy) y la dirección de Haneke, cuya visión atrevida, cruda y en-tu-cara de La Pianista (basada en la novela de Elfriede Jelinek, deliciosa) y su desesperaaaante Observador Oculto (titulada originalmente Caché, sobre un acechador que envia a una familia una serie de grabaciones de sus propias vidas) prometía, cuando menos, una experiencia. Entonces, sabía que algo nos esperaría en esa sala oscura. Como dato curioso, cuando estábamos mi DHypnosis y yo esperando nuestros llenadores combos (mmmh, aunque apenas y tomé de mi cocacola durante toda la película), decíamos que sentíamos como si fuéramos a subirnos a una montaña rusa. Nada más cercano a la realidad.

Vamos a los hechos. De manera concreta, Funny Games U.S. es un remake cuadro por cuadro hecho en 2007 para el público americano, de la película de 1997, Funny Games, dirigida por el mismo Haneke. La historia centra su atención, como si de una puesta en escena se tratara, en apenas cinco personajes. Por un lado, George (Tim Roth), Anne (Naomi Watts) y el pequeño George Farber (Devon Gerheart), una familia de clase acomodada que busca pasar una semana en su casa de veraneo, jugando al golf con sus amigos, navegando en su catamaran de vela, y haciendo parrilladas con la cuñada de Anne. Por otro lado, Peter y Paul (también referidos como Tom y Jerry, o Beavis y Butthead, interpretados por unos sorprendentes Michael Pitt y Brady Corbet), un par de adolescentes sumamente educados, inteligentes y calculadores. La tensa interacción entre todos se sostiene cuando los adolescentes entran a la casa con dos objetivos: primero, pedir cuatro huevos y luego, torturar física y psicológicamente a la familia, para eventualmente, asesinarlos. ¿Por qué, se preguntarán? Por puro placer.

La película en sí es impecable, aunque no del todo fácil de ver. No me malentiendan, a pesar de lo que podrías esperar por el horrible título en español, la violencia gráfica directa es realmente mínima (por lo cual es apta para personas sensibles a ese respecto). A excepción de una escena (el por qué de toda la película, la afirmación-declaración que les aseguro recordarán más), todo el maltrato ocurre fuera de cuadro. Por lo tanto, el entretenimiento, el sadismo, la tensión, el contraste, se plantea a cuadro, tanto como por lo que sucede fuera de él. Los recursos que Haneke emplea te provocan una inmersión total en lo que está sucediendo en pantalla: tanto si tomas partido por uno u otro lado de los personajes, como si te enderezas en tu asiento para comprender lo que sucede o si tu corazón late fuertemente con la esperanza de que todo salga bien.

Curiosamente, como decía arriba, la película no es fácil de ver, pero por las razones que menos esperarías. ¿Es por su esencia de thriller? No ¿Acaso por su sutil y ácido humor negro? Tampoco ¿Quizás porque nos asusta lo que podamos identificar de nosotros mismos en alguno de los personajes? Mmh, quizás, pero no ¿Entonces,  es por el hastío levemente posmodernista de algunas secuencias largas? No, (¡esto no es nada! deberías ver Elefante, de Gus Van Sant en 2003) ¿Ah, por lo desgarradora, desesperante, intensa, asfixiante, de su trama? No, mejor te lo diré. Mejor no, sólo recuerda que cuando llegues a ese momento (sabrás cuando la veas), no lo descalifiques, mejor pregúntate ¿por qué pasa eso, quién soy yo en este juego?


Ay, preciosa !! Debes amarme mucho para confiar en mi y entrar conmigo a ver estas cosas raras! jaja, pero nos divertimos mucho y la conversación despues de la peli estuvo deliciosa ! Te Amo, te amo mucho y me emociona pensar las pelis raras que nos faltan por ver ! Mua !

Anna: “¿Por qué no simplemente nos matas?”

Peter: (Sonriendo) “No puedes olvidar la importancia de la diversión“.

Anuncios
 

| hAbLeMos De múSiCa!: Pixies | agosto 31, 2008

Filed under: General — kvelda @ 11:26 pm

Aquí estamos de nuevo, con todas las venas listas, para seguir contando nuestras pequeñas, simpáticas historias. En esta noche de domingo, nuestro agraciado blog especial recibe unas cuantas letras en honor a la música ¡ yei !

Iniciemos, ahora casi puedo escucharlos en coro (jaja): Érase una vez, en una lejana universidad de la tierra de las estrellas prometidas, un par de silentes compañeros de cuarto, estudiantes de antropología (o economía, dicen algunos), que soñaban con tocar guitarras cáusticas y cantar acerca de rostros rotos, de
peces que te persiguen mientras nadas en el caribe.

Ellos sólo deseaban hacerse escuchar, manifestar laincoherencia como un estilo de vida, las cuerdas de guitarras quejumbrosas como un nuevo -y cotidiano- lenguaje. Entonces llegaron una bajista que nunca había agarrado un bajo, un baterista con ganas de ser mago, un bautizo de diccionario. Pixies habían nacido.

Isla de Encanta/Surfer in Rosa Come on Pilgrim/The Pixies

¿Conoces a Radiohead? ¿Placebo, Flaming Lips? ¿Has escuchado hablar de un grupo llamado Nirvana? Yep, Pixies. Contemos un poco de cómo sucedió este accidente.

En algún verano de 1986 se unen el estudiante de antropología Black Francis (también conocido como Frank Black también conocido como Charles Thompson IV), el filipino radicado en Boston Joey Santiago, la frenética Kim Deal y el baterista-ingeniero en electricidad (cuya única experiencia había sido tocar en la orquesta de su colegio) David Lovering. Ellos sabían exactamente lo que querían, aunque habían unas pequeñas complicaciones: no estaban completamente seguros de cómo lograrlo. Sólo tenían la certeza de que tocarían canciones cortas, intensas, divertidas. Sabían que no habría solos de guitarra extrovertidos, ni demasiadas notas, ni melodías complejas, ni convenciones. Sabían también quizás lo más importante, desde que se instalaron para ensayar juntos: su necesidad por lo ecléctico los llevaría a combinar el surf (estilo spaghetti western), el rock, el pop, una pizca de noise pop, punk, college rock, hillbily rock, latin metal y post punk. Lo demás era ensayo y error.

Si no has escuchado a Pixies, te preguntarás a qué suenan. Si sabes de arte, es como ver la obra dadaísta de un Marcel Duchamp neurótico, metida en el horno de microondas, forrada con papel aluminio, en un plato de plástico. Si sabes de cine, (como lo leí en otra página al buscar info) es como imaginarse a Sergio Leone filmando en Saturno. Si sabes de ciencia, imagina a Carl Sagan viajando por el espacio con una guitarra a todo volumen. Si no sabes de nada, como yo, entonces te interesará lo siguiente. Tengo la teoría de que sabes cuando un grupo es realmente importante si pasan una de estas dos cosas (o ambas):
1) tienen poca exposición, sacan pocos discos o su periodo de vida fue muy corto, y aún así, son realmente influyentes (como The Stone Roses o My Bloody Valentine)

2) escuchas su música y suena como si hubiera sido escrita e interpretada el mes pasado, como si sintieras que encontraras sus discos en la sección de nuevos lanzamientos de tu tienda favorita, como The Kinks (insisto que tienen un feeling punk por ahí) o Pixies.

Dicho esto, Pixies fue un grupo que apenas duró cinco años (1987-1991) y nos ha dejado tanto tanto. De muy pocos grupos puedes preguntar esto, así que continuemos: ¿Cómo quieres conocer a este cuarteto paranoico bostoniano? Si acaso eres de inclinación más pop-rock, te presento la incoherente Monkey Gone To Heaven (“si el hombre es cinco, entonces el diablo es seis, y si el diablo es seis, entonces dios es sieteeeee!”) o la pegajosísima La La Love You.

¿Se te antoja algo más complejo, algo que te haga darte cuenta por qué Pixies son Pixies? prueba la perfecta y enigmática Where is my Mind?; la suave y explosiva Gigantic; mis favoritas personales, la divertidísima Isla de Encanta (“Hermanita ven conmigo, hay aviones cada hora, Isla de Encanta, me voy, me voy, me voy”), No. 13 Baby y la instrumental Cecilia Ann; o la clásica punk surf Wave of Mutilation, la cáustica y entretenida canción Bone Machine (“estaba hablando con el sacerdote acerca de besar, me compró una soda, trató de molestarme en el estacionamiento, yep, yep, yep”) o Vamos, una pequeña oda cantada a gritos en spanglish sobre lo atractiva que está la mucama (?).

Ahora, si realmente deseas entrar con todo al lado caótico y desquiciado de la banda bostoniana, puedes acercarte a U-Mass (el riff de guitarra es de mis favoritos), Silver (suena al atardecer en un pueblo fantasma bajo el agua, con espuelas y todo), Broken Face (favorita de mi Dark Hypnosis y mía, para cantar en el auto) o The Sad Punk.

Érase una vez, cuatro personas que parecen todo menos estrellas de rock. Cuatro personas que parecen todo menos innovadores del rock alternativo, de quienes nunca creerías que acercaron esa brecha entre el indie rock y el mainstream. Que sólo querían divertirse, gritar, soltar esos pequeños duendecillos interiores a fuerza de golpes secos de batería, acordes previsibles de guitarra acústica, líneas de bajo hipnotizantes. Érase una vez, Pixies.

Recomendamos!!

Linkea y descarga! Ya sea haciendo clic a la rola que gustes… o haciendo clic derecho y seleccionar “guardar enlace como…” y guardarlo en tu escritorio/mis documentos…

“Monkey Gone to Heaven” del Disco Doolittle

“Where’s my Mind” del Disco Surfer in Rosa Come on Pilgrim

“Broken Face” del Disco Surfer in Rosa Come on Pilgrim

“Isla de Encanta” del Disco Surfer in Rosa Come on Pilgrim

(Y érase una vez un par de enamorados que se cantaban estas y muchas otras canciones más ! Te Amo! seguirás siendo mi musa, con todo lo que nos falta por cantar, por bailar, por disfrutar en el Pixie!!!)

“No nos desesperábamos por estar a la moda, ser cool o comerciales. Desde que éramos chicos, nuestra única referencia eran los discos: unos objetos redondos y negros que contenían sonidos, unas maravillosas minas de oro. ¿Por qué preocuparse por la cara de los músicos que estaban detrás de todo eso?” Black Francis.

 

Protegido: Hoy Hablemos de Ti !!! julio 6, 2008

Filed under: amor,General — kvelda @ 3:55 am

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

 

| hAbLeMos De sUeñOs: La Ciudad de la Luz Azul| junio 16, 2008

Filed under: General — kvelda @ 11:53 pm
Hola ! Esta es otra de mis entregas, que, como una pizza del conocimiento, llega en apenas nuestros 30 minutos de fama.  Ahora quisiera hacer un minuto de silencio por aquellos caídos que jamás cuyos nombres jamás salieron a la luz (se rumora de que los cuerpos estaban apilados en la Semefo local, pero es sólo un rumor), ya que érase una vez, un pequeño territorio despreocupado llamado Tabasco de los Santos Niveles de Mar, un lugar dónde sucedió lo que nunca debió de pasar. La historia nos cuenta que sus habitantes, jugando entre tímidos balazos y una pizca de corrupción (quiénes no?), estaban felices, embotellados, sólo esperando la llegada de navidad. Pero algo sucedió a finales de octubre: en apenas una semana y unos cuantos días, todo el estado fue cubierto por agua de río enojado. Algunos hablan de que el 80% del territorio antes feliz, quedó cubierto por este lodo con agua con lodo. Incluso, en la ciudad capital, Villahermosa de los Santos Pececitos, el agua llegó a una profundidad (altura?) de unos dos metros y medio, en plenas avenidas. Esto que les cuento, quisiera que fuera ficción, mentira, mito o sueño. Lo impresionante es que sucedió, que el centro de la ciudad se vio cubierto por dos metros de agua en algunas calles, que el alimento escaseaba, que el agua potable desaparecía, que la gente caminaba por las calles en ropa de domingo, que la incertidumbre de una nueva oleada de agua se veía en los ojos de la gente.  Y claro, el agua también llegó a las casas, a los cuartos, autos, juguetes, fotografías de la infancia.

Cerouno, de la serie Las cosas importantes son impermeables

 

Meses después de haber vivido eso, soñé esto.

La ciudad de la luz azul

(versión didáctica)
 


Hoy soñé que la ciudad se inundaba. No sólo eso. Por algún capricho onírico, la ciudad se inundaba y quedaba bajo el agua. Cubierta por una cantidad obscena de agua. No sólo eso. Bajo alguna incoherencia fantástica, podíamos respirar y caminar (aunque con cierta dificultad) bajo el agua, todo se sentía como dentro de un frágil, tímido domo azul. La regla física que se manejaba como explicativa era que se había creado un vacío, como si la esperanza fuera un cuenco de vidrio y la ciudad una servilleta arrugada. Pues bien, el resultado de la Gran Inundación era un pueblo sucio, unos caminillos de calles cubiertas por una sola y gran luz azulosa, que pesada como el lodo en nuestras ropas. La ciudad tenía ese único olor a moho, a agua pudriéndose en sus propios charcos. Podías sentir el sabor del papel negro mientras caminabas por tu casa vuelta del revés.

Pues bien, yo que ya estaba a salvo en las partes altas de la ciudad, tenía que regresar allí abajo, a la ciudad azul. Me acerqué con un amigo al borde del río, donde unos sistemas de poleas estratégicamente colocados -algunos gubernamentales y otros civiles- te bajaban (por debajo del agua) con toda seguridad al cadáver de la ciudad. Era extraño lo primitivos que eran. Mi misión era regresar, a ayudar a mi familia que se había quedado limpiando y rescatando lo último importante/impermeable de nuestra vida objeto. El camino no era difícil, sólo caías por encima de la calle. Entrabamos a mi casa por la misma puerta por la que en la vida real salimos por última vez. Ahí estaba mi madre, mi padre levantando escombros, revisando objetos, con una bolsa de plástico a la mano. Algo nos decía que si bien las cosas ya estaban tranquilas, el sentido de indeterminabilidad nos presumía su terca amenaza. En cualquier momento, la tensa tensión superficial del domo se rompería, se volvería sobre sí mismo. Ahora, todo estaba en la semioscuridad, sólo esa luz azulosa que se escabullía en todos los rincones, a través de este aire que no es aire. Me iba enterando que, en las calles, vándalos o no, había gente -padres de familia- que pintaban las paredes, encima de los mensajes gubernamentales de apoyo, y se les pagaba por eso. Eran tiempos difíciles.

-Intermedio: Un gobernante hacía un pequeño recorrido por las calles enlodadas, con un séquito de tres personas. Un temeroso vecino encendía un foco que se convertía en la luz de toda una cuadra. El foco despertaba, se desperezaba y aletargado, gritaba; otros no sobrevivían. En la casa, algunos nos saludaron y sonrieron con esa delgada sonrisa amarilla. Fin del intermedio-

Mi amigo empezaba con una retahila sofista de razones por las cuáles no debería regresar a la superficie. Las razones por las cuáles debería de quedarse ahí en la cocina (o el cuarto con tablas de cerámica), hasta que el aire cambiara de materia y se acordara que era agua. Mi amigo intentaba convencerme de las razones por las cuáles debería de morir ahogado en mi cocina. Yo sólo alcanzaba a decir -“¿es que acaso no te das cuenta los problemas en que nos metes a mí y a mi familia si tu cuerpo se queda aquí? ¿tan egoísta eres?”. Aterrado, salía al patio y veía a mi abuela sentada en una silla. Ella me decía que estaba lista para regresar a la superficie, se levantaba pero se daba cuenta que, por el contrario, se sentía demasiado adolorida para realizar el viaje de nuevo y se sentaba en su mecedora sin cojín. Yo le comentaba acerca de mi amigo suicida y ella eventualmente regresaba al interior de la casa, con la esperanza de que hablara con él.

Y llegó la tormenta. El cielo (más alto que lo normal) se oscureció de golpe y, dentro de las reglas físicas de mi sueño, algunos rayos, muchos rayos, un enjambre eléctrico de vísceras de nubes, volaban juguetonamente. La gente contemplaba asombrada. Yo contemplaba asombrado. Y como después de la herida, viene el líquido, llegó la lluvia.

Yo en el patio, salía a la calle con las gotas de agua lamiéndome la cara. No dejaba de ver al cielo. Bajé la vista y veía a todos mis vecinos en la calle, recibiendo a su vez estas gotas de agua. Era la segunda vez en mi vida que había visto a tanta gente en la calle, bajo la lluvia. Dentro de mí, sabía que esta lluvia era mala, que era un aviso contranatura de que era el momento perfecto para escapar de ahí, como si ahora el cielo de agua se volviera sobre sí mismo. Incluso le pregunté a mi madre si ya no estábamos bajo el agua, teniendo un “vámonos ya” como respuesta, ellos estaban saliendo ya de mi casa. Mi familia, me refiero. Como es costumbre, me pedían que regresara por la vídeo (y algún otro ocio electrónico sin importancia, que no recuerdo; en la vida real me mandaron por la plancha).

La gente, en un doloroso segundo éxodo, caminaba con sus bolsas de ropa en la espalda. Mi familia se alejaba por la calle, con unas bolsas de compra. Los gobernantes regresaban a la superficie en su polea mecanizada, con soporte lumbar y recubiertas totalmente de cuero de idem (esto último no lo soñé, pero creo que funciona). Yo regresaba a la casa, que seguía oliendo a paredes podridas y papel negro, la vídeo no la encontraba, y en su lugar tomaba unos billetes del mueble de la tele. Al salir, me encontrCerotres, de la serie Las cosas importantes son impermeablesaba con mis dos gatos blancos, a los cuales, tristemente, tuve que dejar ahí.

Te amo, esto, eso, no lo hubiera superado sin ti, de verdad. Lograste que lo mejor de mí se mantuviera ahí y que me levantara del lodo, tomando tu mano. Realmente me salvaste, realmente me diste una nueva vida.

“Finalmente, te das cuenta de que lo realmente importante es impermeable”.

Mi subconsciente.

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 

 

| hAbLeMos De cOSaS seRiAs: Dove y su programa de autoestima| mayo 31, 2008

Filed under: General,Noticias — darkhypnosis @ 10:57 pm
Tags: , , , ,

Hola chicos que tal!!… hoy quisiera platicarles de un tema muy muy serio e importante. Tenia pensado publicar algo sobre cine; pero me atreveré a escribir de un tema un tanto diferente.

Como cualquier chica normal que está aburrida en casa, estuve echándole un vistazo a los videos de Youtube.com…( ya saben! De qué manera esta página te engatuza y te atrapa en un mundo de videos correlacionados), y estuve checando unos videos de chicas dando consejos de make up y todo ello.

De pronto me topé con un video que me sorprendió y que de una manera muy significativa me hizo cambiar una percepción totalmente equivocada relacionada a la belleza femenina. Consiste en un video-comercial que realizó DOVE (una marca de Jabones) llamado EVOLUCIÓN, donde nos muestra la transición que sufre una mujer común a un ícono de la belleza comercial. Lo interesante de esto es que es guiada a un proceso de manufactura a base de cosméticos y retoques de Photoshop, creando así su producto final… la imagen ideal de una mujer hermosa.

Haz click aquí para ver el video

¿Cuantas veces hemos visto revistas en los puestos con portadas inundadas de mujeres voluptuosas o en su defecto…extremadamente delgadas.. (Vendiéndonos la BARATA idea de que ser flaca es lo IN)?, o en la televisión donde las mujeres bellas son endiosadas y la belleza natural y real es ignorada, en los cines, en los comerciales, en los espectaculares, por todos lados!!… ese prototipo de mujeres delgadas, con trasero y pechugas bien operadas son ejemplo INCUESTIONABLE de la verdadera belleza!…

Lo más preocupante de todo esto es que estamos adoptando una cultura muy muy distorsionada a la auténtica belleza…los medios nos bombardean de imágenes amorfas a la realidad y muchos de nosotros lo seguimos… nos dejamos maravillar por imágenes de chicas/chicos de revistas retocadas con un programa de computadora…

Ante todo aquello… quienes sufren más son las chicas adolescentes, ya que ellas están inmersas entre íconos superficiales de la moda y dónde las considera modelos a seguir para llegar a se ALGUIEN en su escuela, en su barrio… en su entorno… donde ser “UNA CUERO” es elemental para ser felices y exitosas en éste mundo y donde todo mundo te exige serlo para ser aceptada y sentirse aceptada.

En la actualidad, los trastornos alimenticios son la segunda causa de muerte entre las adolescentes, de acuerdo con datos de la fundación Ellen West.

Porfavor… Tómate unos minutos de tu tiempo para ver estos videos… 🙂 porfavor

Comercial Onslaught hecho por Stuart Campbell; Mike Kirkland; Sharon Lee Pan; Tim Piper; Agencia Ogilvy & Mather Canada

“Por eso no tienes novio” Cortometraje de Alejandro Lozano

Amy por Tim Piper, Ogilvy

Chicas… hay que abrir los ojos y no dejarnos engañar ante el prototipo que la mayoría de la gente y de los medios nos quiere hacer ver para vender más!… quiérete mucho… no te mates de hambre… quiérete y quiere a tu cuerpo…hacer ejercicio es saludable… pero hazlo por que te gusta y lo disfrutas!

Y Chicos…tengan la capacidad de distinguir lo que es real y lo que es falso…lo que en realidad vale y lo que no…y que una mujer y un hombre… por ende es un ser bello y digno de valorarse por lo que en realidad es… la apariencia no nos garantiza ser más COOL ni ser superior a los demás.

En realidad muy bien por Dove por implementar éste programa… ya es tiempo que ubiquemos la realidad y que nos dejemos de basura plástica y deforme de lo que el Marketing nos quiere vender…QUIÉRETE…ÁMATE…y sé tu mismo…El mundo es mejor por que TU EXISTES

Amor…gracias por amarme…por quererme…por aceptarme y por ver lo que verdaderamente soy… aunque a veces sea yo misma quien me desconozca… estas ahi para recordarme lo mucho que valgo…por eso TE AMO… gracias cielo… eres lo más hermoso que me ha pasado en mi vida… y sabes lo importante que fué este post para mi…

Vivimos en una cultura donde predomina la delgadez extrema. La mercadotecnia juega un papel importante puesto que nos expone diariamente a imágenes donde sólo las personas muy delgadas son “bellas”, exitosas y felices” Natalia Gutiérrez, chica de 21 años.

 

| hAbLeMos De oTras cOsAs: esos pequeños conejos| mayo 30, 2008

Filed under: General — kvelda @ 1:11 am

Hola ! Les aseguramos por los pececitos que le dan el nombre a nuestra ciudad que escribiriamos una y otra y otra entrada. Bueno, como hace unas semanas se apareció por aqui las letras simpáticas de Lluvia en un tema libre, quedamos que me tocaría hacer un post sobre absolutamente nada (como Seinfeld!). Así que aquí está.

Érase una vez un pequeño niño que lo único que quería era que su par de muñecos cobraran vida. Lo único con lo que no contaba (y eso nos enseña más de lo que hubiéramos querido aprender!) es que sus muñecos son, a falta de mejor palabra, estúpidos, jajajaja.

Esto fue escrito (?), dirigido (?) y desarrollado por una pequeña compañía de comedia llamada Those Lil’ Rabbits, quienes emergieron de otro taller de improvisación (que se presenta en un pequeño teatro de 99 asientos) llamado The Groundlings, en Los Angeles. Those lil’ Rabbits son Mikey Day y Michael Naughton, acompañados especialmente por Mitch Silpa (ahora conocido por su hilarante parodia del mago de ojos saltones David Blaine) y Andrew Friedman. Tienen su propio canal en Youtube y venden playeras con la imagen del mencionado mago, y les gustan los pasteles de cumpleaños…

Me fascinó poder compartir esto y más contigo ! Te amo y lo mejor está por venir, Preciosa, siempre !

¡Mamá, mis muñecos son estúpidos!. Niño particularmente desesperado en “What am I?”.

 

 

 

| hAbLeMos De aRtE: esta fijación por tomar fotos sin ver| mayo 28, 2008

Filed under: arte,fotografía,General — kvelda @ 10:50 am
Tags: , ,

Por: Kvelda

Otra de las fotos sin ver del Blind Shooting

¡Aquí estamos! sólo estábamos de parranda (una fiesta reaaalmente larga, llena de impuestos y trabajo, mucho trabajo). Sé que han pasado semanas desde que escribimos por aquí y lo importante es que estamos de nuevo en la marcha. Primero, eso sí, me disculpo y espero que les gusten las nuevas entradas de este, nuestro pequeño blog hiperespecial. Para intentar compensar nuestro silencio, presentamos una y otra y otra entrada para que se diviertan con nosotros. (Viva Portishead!!!) (y Placebo!) (y Lluvia!)

Ahora. Empecemos. En esta ocasión me toca escribir sobre arte, y como lo único que domino a medias, con ciertos vacíos de poder (ja) es la fotografía, platicaré de lo que hice y aprendí hace unas semanas. Érase una vez un fotografito perdido en el bosque urbano de nuestro incipiente pueblo ambulante, cuando a lo lejos ve que llegan dos fotógrafos muy diferentes entre sí, uno con una bolsa de métodos en el hombro, y la otra, con un costal lleno de retórica. Ella, Oweena Camille Fogarty: antropóloga convertida en fotógrafa, doctora en artes por la Universidad de La Habana y la única estadounidense que sale a trabajar con huipiles. Él, José Hernández Claire: arquitecto devenido a fotógrafo (aparentemente es algo regular en la especie), amante de la foto documental y profesor de sus propios métodos de trabajo. Ellos, en días diferentes, se sientan en la plaza del pueblo planetario a compartir sus experiencias icónicas. El fotografito perdido se acerca a ellos y descubre…

Quiero compartir con ustedes lo que aprendí cuando estos dos creadores llegaron a dar un par de cursos acá a Villahermosa de los Santos Pececitos. Dentro de la fotografía existe una fijación por fotografiar lo que no ves, por replantearte la relación entre percepción y fotografía, con y sin la vista. Y ellos llegaron para explorar estas dinámicas. Una de las fotos sin ver

Por una parte, Hernández Claire plantea su proceso llamado Blind Shooting. Es una cosa bastante divertida, más obvia de lo que parece y para aquellos que les interesa aprender a tomar fotos, una de las mejores maneras para hacerlo. El principio es simple: sales a la calle con un sólo objetivo, tomar fotos sin ver a través del visor. En nuestro caso salimos al centro de la ciudad a recorrer las inevitables calles y fotografiar desprevenida a la gente -“el fotógrafo es como un asaltante”, dice Don José… cómo les explico que yo no estoy de acuerdo, pero luego escribo un ensayo sobre la foto, jaja-.

Parece sencillo, pero realmente es toda una habilidad, ya que dependes completamente de tu sentido geométrico-antropométrico (que bonita palabra!) para hacer las tomas, calculando todo con tu cuerpo, la posición de tu brazo, la extensión de tu mano, el movimiento de tu muñeca. Lo más destacable es que aprendes una cosa fundamental: hacer las fotografías desde antes siquiera de tomar la cámara. ¿Les ha pasado? Van por la calle, ven un fenómeno y dicen “ahí está una buena foto”, pues aquí aprendes también a saber exactamente cómo la tomarás: si al nivel, picado, contrapicado, en qué plano, americano, medio, close up, general, holandés, cenital, observas cómo pega la luz en el motivo, etc. Siempre he mencionado que, por lo menos para mí, cuando cambié de la fotografía análoga (de rollito) a digital, también cambió mi forma de tomar las fotos. Ahora tomaba fotos con la mano, la cámara era la cereza de mis articulaciones.

Por otra parte, la Dra. Oweena -que por cierto, trae un rollo metafísico conceptual bieeeen Fotograf�a tomada con una venda en los ojosdenso- nos llevó a hacer una dinámica similar, pero con un alcance mucho más interiorista (aunque suene contradictorio). Yo le llamaría Blindfold Shooting (qué bonitos nombres me invento!) y está inspirado en la experiencia de nuestro querido Evgen Bavcar, de quien ya hablamos por aquí. Ah, nada más de recordar esos momentos, uf.

Ella plantea la necesidad de encontrar un nuevo eje entre la cámara, la mente y el corazón -lo que Cartier Bresson llama “el momento decisivo”-, y para lograr ello, debes aprender primero a percibir con todo tu cuerpo cada movimiento, cada cambio en el ambiente. No niego que tuve mis dudas, ya que todo acercamiento metafísico siempre me pone en un estado de eek, sin embargo, confío en su trabajo, así que me dejé llevar. La dinámica fue la siguiente: manejamos hasta llegar a un sendero ecológico simpático, a las orillas de un río sonriente que hay cerca de la ciudad -donde la gente llega a bañarse y hacer picnics-. Cada uno tenía que llevar algunos objetos que hubiesen sobrevivido a la Gran Inundación, objetos que nos significaran el mundo para nosotros. Yo llevé un álbum de fotografías, un conejo pescador y un juego de ajedrez inca-colonial.

La dinámica era en parejas, y primero teníamos que estar sentados aFotograf�a tomada y anhelada con una venda en los ojos la orilla del río, con nuestros objetos a la mano y con los ojos vendados. Hasta que estuviéramos listos. En mi caso lo supe cuando escuchaba cada cambio, cada golpeteo del río con las piedras. Es asombroso caminar y sentir el sol en tu piel cuando no ves nada. En fin, la idea era que aprovechando el espacio y los objetos, nos creáramos la imagen a fotografiar dentro de la cabeza, saber exactamente cómo acomodar la cámara, los objetos, el ángulo. Todo con los ojos vendados. Me maravillé de dos cosas, por un parte, cómo por instinto encuentras maneras de marcar los puntos, de medir la distancia, de calcular los encuadres; y dos, de que realmente, al ser tus objetos tan significativos, sientes cómo crece ese deseo humilde, vulnerable, de fotografiarlos, sientes cómo necesitas poseerlos, eternizarlos, conversar con ellos a través de una fotografía.

Estas y cada una de las palabras que escribo están dedicadas para ti, chiquita! Te amo y ya estamos de regreso, juntos! Ves la frase de abajo? Solamente tú estás en mis fotos, todo el tiempo, en mis ganas de ver.

¿Cómo ven? Parece ocioso, pero realmente les invito a que realicen cualquiera de las dos dinámicas, ambas son enriquecedoras y creo que te replantean tu propia necesidad de creación a través de la percepción. Las fotos que acompañan el texto son las que tomé durante esas dinámicas. Espero que les haya gustado y saluditos. Como Los Cazafantasmas, estamos de regreso !

No tomamos una foto sólo con una cámara y listo; el acto de fotografiar viene acompañado de todos los libros que hemos leído, todas las películas que hemos visto, toda la música que hemos oido y todas las personas que hemos amado. Ansel Adams